Jr. Alonso de Molina 136, Monterrico, Santiago de Surco l Teléfono 01 344-0057 - 01 344-0257 I Atención lunes a viernes de 8:00 am a 5:00 pm

1

Adaptándonos a la Nueva Normalidad Fuera de Casa

Adaptándonos a la Nueva Normalidad Fuera de Casa
by AdminFMAdminFM junio 30, 2020

Por: Depto. Psicopedagógico

Han pasado más de tres meses desde que nuestros hijos e hijas se encuentran en casa. De pronto, poco a poco la sociedad va “normalizándose”, volviendo a una realidad que busca ser similar a la que teníamos antes, pero ahora nos invita a salir a las calles con medidas de seguridad y protección bastante rigurosas.

Son diversas las emociones que pueden aparecer al pensar en la idea de salir de casa, ya que tal vez alguno de nuestros hijos tenga mucha ilusión de volver a ver las calles, pero otros manifiesten indicadores de temor y ansiedad. Es allí donde surge la pregunta, ¿por qué volver a la “normalidad” es un desafío para algunas personas y no para otras? Hay diversas razones que pueden provocar ansiedad en tu hijo o hija, siendo algunas de las principales preocupaciones las siguientes:

Sentimientos de pérdida/duelo por la antigua normalidad:

Nuestros hijos e hijas están acostumbrados a llevar un estilo de vida distinto al que ahora tendremos. Antes había mayor libertad, oportunidades de encuentro y espacios de recreación, los cuales se vienen reinventando de diversas formas, pero esto no concuerda con la idea que tienen en mente de volver a lo que era antes. Adaptarnos y aceptar los cambios es difícil para todos, pero más aún para los niños y adolescentes, quienes pueden manifestar su rechazo en forma de enojo, llanto, irritabilidad o frustración.

Miedo al contagio y la enfermedad:

En los últimos meses, los medios de comunicación han estado plagados de mensajes directos que nos daban la orden de quedarnos en casa, para así evitar contagiarnos de una enfermedad que está “allá afuera”. Ahora, estos mismos medios nos invitan a volver a encontrarnos, a aproximarnos a las calles con precaución y cuidado, pero no nos dicen que el virus se fue o que ya no hay posibilidad de contagiarnos si salimos. En casa me siento seguro, mis padres me cuidan y todo está controlado. ¿Para qué salir entonces? Estos pensamientos pueden estar pasando por la mente de tu hijo, los cuáles lo limitan a no ver que salir de casa también abre una puerta a volver a conectarnos con la naturaleza, respirar nuevos aires y experimentar un nuevo tipo de libertad que ayuda a fortalecer nuestra salud mental. La posibilidad de contagio seguirá existiendo, pero si nos sabemos cuidar responsablemente, esta no tendría por qué impedirnos volver a las calles.

Entonces, surge una nueva pregunta, ¿cómo puedo ayudar a mi hijo en el proceso de encuentro con esta nueva normalidad? Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte:

Habla con ellos, normaliza y valida sus emociones:

Sé curioso, pregúntales qué pensamientos y emociones les genera la idea de salir de casa y escucha atentamente a sus respuestas. Ello ayudará a que puedas identificar qué es lo que realmente les preocupa. Hazles saber que lo que sienten es normal, que otras personas sienten lo mismo y que no tiene nada de malo estar preocupado o angustiado.

Ayúdalos a limitar su exposición a los medios de comunicación:

No está mal que nuestros hijos estén informados sobre lo que ocurre en la actualidad, pero el estar todo el día conectados a las noticias, puede influir enormemente en los pensamientos que tienen respecto a salir de casa. Invítalos a la reflexión, fomenta que piensen críticamente sobre los mensajes de los medios a los que están expuestos y asegúrate de que estén accediendo solo a fuentes confiables.

Creen un plan para facilitar su proceso de adaptación/transición, empezando con pequeños pasos:

La planificación puede ayudar a aliviar algo de ansiedad, especialmente el miedo a lo desconocido. Tener un plan para el primer día en que salgan de casa puede ayudarlos significativamente a manejar su angustia, ya que algunos temores pueden aliviarse con pequeñas exposiciones controladas. Por ejemplo, un gran primer paso puede ser un viaje rápido a dar una vuelta al parque o ir a una bodega a comprar algún antojo que tenga. El invitarlos a lugares controlados y seguros, en donde puedan realizar una actividad que les agrade, ayuda a que encuentren una motivación detrás que los ayude poco a poco a aproximarse al objetivo.

Respeta sus tiempos: Si tu hijo no desea salir de casa ahora, no lo obligues a hacerlo, todos tenemos maneras distintas de aproximarnos a lo desconocido y tal vez aún no se sienta listo para hacerlo. Hoy salir a las calles no es una necesidad, por lo cual sé paciente y ayúdalo a que poco a poco vaya interiorizando la idea de que en algún momento a futuro deberá hacerlo.

Muéstrales tu apoyo incondicional: Dale la seguridad de que no está solo en este proceso, que va junto a ti, y que frente a cualquier temor o angustia que surja, estarás allí para acogerlo y brindarle la calma que necesita.

El apoyo y acompañamiento de la familia es esencial en estos tiempos de cambio, ya que ayuda a nuestros hijos a darles la confianza que necesitan en esta etapa a la cual todos nos estamos enfrentando. Son diversas las emociones y sentimientos que pueden ir surgiendo en el camino, pero si nos mantenemos unidos y juntos como un equipo, podremos adaptarnos poco a poco a esta nueva normalidad.