Síguenos:

Teléfono : (+51) 1 3440057

Acompañando a mis hijos en su regreso al colegio

Hace unas semanas se dio inició al año escolar 2023 y con ello también el término de las vacaciones de verano. El regreso a clases trajo consigo distintos retos y emociones en conjunto, dentro de las cuales destaca la alegría por reencontrarse con su grupo de amigos y profesores, pero también el temor por los nuevos desafíos y responsabilidades que tendrán que asumir. 

Para todas y todos nuestros estudiantes el regreso a clases es un nuevo inicio, no obstante, existe diversidad en las experiencias que cada uno está transitando. Debido a ello, reconocemos la importancia de poner en práctica acciones y condiciones de acogida, tanto desde la casa como en el colegio, que ayuden a que su proceso de adaptación sea más amigable. En ese sentido, les proponemos una serie de recomendaciones que podrían tomar en cuenta para lograrlo:

Para los más pequeños: 

  • Comunicar de manera clara y precisa los cambios en la rutina que implica el ingreso al colegio, como por ejemplo el horario de dormir y levantarse, el vestirse con el uniforme y tomar el desayuno.
  • El ingreso al colegio podría generar temor, ansiedad e incluso un poco de estrés. Estas emociones son parte del proceso debido a que se están insertando en un espacio totalmente nuevo. Frente a esta situación, es importante que como familia se mantenga la calma, les expliquemos que todos experimentamos estas emociones cuando empezamos algo nuevo, así como anticiparles de manera concreta en qué momento ingresan al colegio y en qué momento regresan a casa. 
  • Resaltar lo positivo del colegio. En familia se le debe recordar todas las oportunidades de diversión y aprendizaje que tendrá en un ambiente de respeto, ameno y tolerante.
  • Al llegar a casa conversar sobre las actividades que realizaron en el colegio, sobre cómo se sienten, sobre los nuevos compañeros y/o compañeras y sus profesores. Esto permitirá que el entorno del colegio se vuelva más familiar para los y las estudiantes. Asimismo, se va formando un vínculo de contención y confianza en  relación a su entorno escolar.
  • Asegurarse de que el horario de sueño y de alimentación se cumpla para que tengan la energía necesaria en las actividades programadas.
  • Tomar en cuenta que los alimentos que se envían en la lonchera sean del agrado de nuestro hijo o hija  y que sean fáciles de comer, para que el momento de lonchera sea agradable.

Por otro lado, para los adolescentes se recomienda tener en cuenta:

  • Debido a las vacaciones se entiende que algunas familias tuvieron horarios inestructurados, por lo que se espera el apoyo en la promoción de una organización que contribuya a mejorar los horarios de sueño, alimentación, estudio y ocio.
  • Con el ingreso de nuevos estudiantes a la institución y la reubicación a otras secciones, se espera que como grupo todos y todas se relacionen positivamente en un ambiente de respeto y tolerancia. Se recomienda que en casa se pueda conversar sobre la oportunidad de establecer nuevos vínculos, la sana convivencia, el cuidado del espacio personal y la inclusión en el aula.
  • El regreso al colegio significa asumir nuevos retos, pues se inicia nuevos cursos y se conoce a nuevos profesores, por lo que es importante que poco a poco comprendan esta nueva dinámica. Por ello, es conveniente que en casa les pregunten cómo se sienten al ir al colegio, qué esperan de sus clases, cómo perciben a sus profesores y si se sienten motivados de asistir a la escuela.
  • Conocer la situación de su hijo o hija respecto a la relación que tiene con sus compañeros y compañeras, si han surgido incidentes o si requieren algún consejo de cómo interactuar de manera saludable con ellos y ellas. En ese sentido, resulta valioso conversar de temas como comunicación efectiva, empatía, resolución de conflictos y trabajo en equipo.
  • Reforzar en casa las normas establecidas en el colegio para una convivencia saludable. Recordarles, la importancia de que asistan a clases con el uniforme del colegio, no utilicen sus dispositivos móviles y sean puntuales al ingresar a la institución y al salón en cambios de hora.
  • Tener una organización adecuada de lo que haremos en la semana también implica establecer cómo lo haremos, en qué circunstancias y en dónde. Un caso frecuente que debe abordarse desde inicio del año es la realización de tareas o estudios en casa. Para ello, la familia debe promover un espacio cómodo y tranquilo en un lugar determinado para que el o la estudiante se concentre sin distractores. Asimismo, recordarles que apliquen un estilo de aprendizaje que verdaderamente les sirva.

Es importante que  recordemos que un entorno familiar y escolar favorable es un elemento clave para su éxito académico. Asimismo, que cada estudiante transita el proceso de adaptación de forma distinta y para algunos puede conllevar más tiempo. Con confianza, atención y comunicación en las familias, será más sencillo atender a los apoyos que se pueda necesitar.

Para más información puede acceder a:

Recursos para la neurodivergencia: https://www.understood.org/es-mx

Guía para madres y padres: https://www.guiainfantil.com/

Estilos de Aprendizaje: https://www.youtube.com/watch?v=ElvkUiIWNcM

Deja una respuesta